CAUSAS DE DIFICULTADES PARA CONCILIAR EL SUEÑO Y DESPERTARES NOCTURNOS DEL NEONATO

Texto en formato PDF 92 KB

 

 

 

Palabras claves: trastornos del sueño, factores condicionantes.

 

El recién nacido presenta un sueño polifásico, ya medida que se produce la maduración del mismo, se transforma en monofásico que es el que presentan los adultos. Los despertares constituyen un evento fisiológico y protector.

Las características de los cambios madurativos del sueño son los siguientes:

 

Edad

Características del sueño

Recién Nacido

Se alimenta y duerme anárquicamente.

Total de horas de sueño: 16 horas

Porcentaje de sueño REM: 50%.

Duración ciclos REM/NREM: 50-60 min.

Concilia en sueño REM.

4 meses

En condiciones de dormir 10 horas corridas por noche.

Concilia en sueño NREM.

6 meses

Se alimenta solo de día.

Total de horas de sueño: 14 horas.

Nº de siestas 2-3.

1 año

Total de horas de sueño: 13 horas.

Nº de siestas 1 (2 horas por la tarde).

3-5 años

Total de horas de sueño: 11-12 horas.

Desaparece la siesta.

6-12 años

Total de horas de sueño: 9-10 horas.

Adolescencia y adultez

Total de horas de sueño: 8-9 horas.

Duración ciclos REM/NREM: 90min.

Porcentaje de sueño REM: 20%.

REM: Movimientos oculares rápidos

NREM: No REM

 

La dificultad para conciliar el sueño y los despertares nocturnos constituyen motivos frecuentes de consulta en pediatría. Según los resultados obtenidos por F. Milberg e I. Gerold, el sexo de los niños y la ubicación del paciente dentro de su familia no constituyen un factor predisponente para la aparición de estos trastornos. Tampoco se relacionan con los antecedentes perinatales, patológicos (bronquitis obstructiva recidivante, otitis media a repetición, reflujo gastroesofágico, etc.) ni con el antecedente de cólicos del lactante.

Los que sí constituyen factores condicionantes son la falta de rutina y de rituales de sueño asociados a inadecuada percepción y a falta de conocimientos maternos acerca de algunas necesidades de los hijos e información sobre las distintas etapas madurativas del sueño. También la edad fue un factor determinante ya que a menor edad es mayor la capacidad de adaptación a las diferentes pautas, tanto de prevención como de tratamiento.

 

 

Bibliografía:

  1. Milberg F, Gerold I. Dificultad para conciliar el sueño y despertares nocturnos como motivo de consulta pediátrica. Arch Argent Pediatr 2001;99(6):503-509

  2. Davis KF, Parker KP, Montgomery GL. Sleep in infants and young children: Part one: normal sleep. J Pediatr Health Care. 2004 Mar-Apr;18(2):65-71. [Resumen]

  3. Davis KF, Parker KP, Montgomery GL. Sleep in infants and young children: part two: common sleep problems. J Pediatr Health Care. 2004 May-Jun;18(3):130-7. [Resumen]

  4. Rosen CL. Sleep disorders in infancy, childhood, and adolescence. Curr Opin Pulm Med. 1997 Nov;3(6):449-55. [Resumen]

 

Envia tu Sugerencia