FACTORES DE RIESGO PARA PERSISTENCIA DE SOFOCOS DE CALOR EN MUJERES POSTMENOPÁUSICAS

 

Texto en formato PDF (29 KB)

 

 

Palabras claves: factores de riesgo, sofocos de calor, mujeres postmenopáusicas

Los sofocos de calor (hot flushes) son los síntomas más frecuentes en mujeres durante la transición menopáusica, afectando más del 80% de las mujeres dentro del primer año de cesación de las menstruaciones. Estos síntomas comunes afectan negativamente la calidad de vida por producir trastorno del sueño, interferir el trabajo y actividades de esparcimiento, además de producir exacerbaciones de la ansiedad y depresión.

Existen algunos estudios controlados randomizados que puntualizan los efectos negativos a largo plazo del tratamiento sistémico con estrógenos en mujeres postmenopáusicas, por lo que ha crecido el interés en identificar los factores de riesgo modificables para los sofocos de calor y con ello, desarrollar tratamientos alternativos para estos síntomas.

En la mayoría de las mujeres, los sofocos de calor se resuelven dentro de algunos años de menopausia, pero algunas mujeres reportan síntomas por muchos años después que han cesado sus menstruaciones. Muy poca atención se ha dado a la minoría de mujeres que continúan presentando esos síntomas por 5 o más años después de la menopausia, aún cuando estas mujeres presenten riesgo mayor de sufrir efectos adversos por utilizar estrógenos para tratar sus síntomas.

Hasta ahora, la prevalencia de los sofocos de calor en mujeres postmenopáusicas de mayor edad no ha sido bien documentada, los predictores de síntomas en mujeres postmenopáusicas mayores no ha sido examinado, y no está claro porqué los sofocos de calor se resuelven en algunas mujeres, pero continúan por muchos años en otras.

En base a estos datos, Huang A. y col., analizaron los datos de 3167 mujeres enroladas en el estudio MORE (Multiple Outcomes of Raloxifene Evaluation), donde más del 95% presentaban 5 o más años de postmenopáusia. La meta era describir la historia natural de los sofocos de calor en mujeres postmenopáusicas mayores e identificar los factores asociados con la persistencia de los sofocos de calor en esa población.

Para obtener la prevalencia, severidad, y cambio en la severidad a los 3 años de los sofocos de calor, fueron evaluados por un cuestionario en 3167 mujeres postmenopáusicas mayores con osteoporosis. Utilizaron regresión logística para identificar las características asociadas con síntomas basales y después de 3 años de seguimiento.

Los resultados basales fueron, 375 mujeres (11.8%) reportaron molestias por sofocos de calor.

  • Más síntomas basales si eran menos educadas (odds ratio [OR], 1,28; intervalo de confianza 95% [IC], 1,06-1,53 por 4 años de disminución),
  • Menopausia más reciente (OR, 1,44; 95% IC, 1,34-1,56 por 5 años de disminución),
  • Utilización previa de estrógenos (OR, 1.57; 95% IC, 1,23-2,00),
  • Antecedente de histerectomía (OR, 1,51; 95% IC, 1,14-1,99).
  • Índice de masa corporal más elevado (OR, 1,22; 95% IC, 1,08-1,38 por 1 DS),
  • Niveles de hormona folículo estimulante (FSH) más elevado (OR, 1,34; 95% IC, 1,20-1,51 por 1 DS),
  • Niveles más bajos de lipoproteínas de elevada densidad (HDL) (OR, 1,17; 95% IC, 1,03-1,34 por 1 DS de disminución),
  • Sequedad vaginal (OR, 1,52; 95% CI, 1,19-1,93), y
  • Dificultades para conciliar el sueño (OR, 2,48; 95% IC, 1,94-3,16), pero no niveles de estradiol.

De las 375 mujeres con síntomas basales, 278 contribuyeron con 3 años de datos, y 157 (56,5%) de estas mujeres reportaron persistencia de los síntomas después de 3 años. Pocos años desde la menopausia (OR, 1,15; 95% IC, 1,01-1,32 por 5 años de descenso) y dificultades para conciliar el sueño (OR, 1,97; 95% IC, 1,19-3,26) fueron asociados con síntomas de persistencia.

Conclusiones Para una sustancial minoría de mujeres, los sofocos de calor son una causa persistente de discomfort dentro de los años posteriores a la postmenopausia. La identificación de los factores de riesgo para los sofocos de calor puede ayudar a realizar una guía de evaluación y tratamiento en esta población.

 

MAY-08

 

Bibliografía:

  1. Huang AJ, Grady D, Jacoby VL, Blackwell TL, Bauer DC, Sawaya GF. Persistent hot flushes in older postmenopausal women. Arch Intern Med. 2008 Apr 28;168(8):840-6. [Resumen]