HISTERECTOMÍAS EN EMERGENCIAS OBSTETRICAS

 

 

 

Palabras claves: histerectomía, emergencias obstétricas, periparto, complicaciones

 

La incidencia de histerectomías en emergencias obstétricas periparto es de 0,4 a 1,3 por cada 1000 madres, según las series.

Las indicaciones más frecuentes de histerectomía por causas obstétricas son hemorragia presente en la sección de la cesárea complicada con placentación anormal tal como placenta acreta, y hemorragia post-parto secundaria a atonía uterina

El alumbramiento por cesárea es el factor de riesgo más frecuente probablemente por incrementar la posibilidad de placentación anormal.

El manejo médico actual de las complicaciones, como la atonía uterina, ha mejorado sensiblemente debido a la introducción de prostaglandina F2a, y los avances en el soporte anestésico y hematológico. Además de la reducción del uso de fórceps, reduciendo con ello el trauma uterino.

Pero existe un punto en contra que es el incremento de secciones uterinas por cesáreas previas con sus secuelas. Las cesáreas previas favorecen la placentación anormal que puede ser identificada usando ecografía de alta resolución, particularmente con transductor transvaginal o doppler, o la Resonancia Nuclear Magnética (RNM).

Se ha demostrado que las mujeres que presentan historia previa de sección uterina por cesárea incrementan en 27 veces la probabilidad de requerir histerectomías por causas obstétricas que aquellas que no presentan ese antecedente.

La identificación de las pacientes de alto riesgo previo al parto ayuda a realizar un procedimiento programado, evitando con ello complicaciones inesperadas, pudiendo en algunos casos evitar o demorar la decisión de realizar la histerectomía.

La mayoría de los obstetras prefieren la histerectomía total por presentar menores complicaciones con respecto a la subtotal, sobre todo lesiones del tracto urinario, sangrado del muñón vaginal o carcinoma de cervix.

Las medidas quirúrgicas conservadoras para preservar el útero incluyen taponaje uterino o vaginal, suturas hemostáticas, compresión uterina por laparotomía, ligadura de la arteria iliaca interna o embolización arterial selectiva.

 

Comentario:

La incidencia de histerectomías en emergencias obstétricas periparto se han incrementado levemente en la actualidad por el incremento de secciones uterinas por cesáreas previas que favorecen la placentación anormal, por lo que para evitar esta grave complicación, que pone en riesgo la vida de la madre, es necesario un buen control pre-natal y pensar en esta enfermedad ante una paciente con factores de riesgo.

 

Bibliografía:

1.      Bakshi S, Meyer BA. Indications for and outcomes of emergency peripartum hysterectomy. A five-year review. J Reprod Med 2000 Sep;45(9):733-7 [Resumen]

2.      Dildy GA, Scott JR, Saffer CS, Belfort MA. Pelvic pressure pack for catastrophic postpartum hemorrhage*. Obstet Gynecol 2000 Apr 1;95(4 Suppl 1):S7 [Resumen]

3.      Yaegashi N, Chiba-Sekii A, Okamura K. Emergency postpartum hysterectomy in women with placenta previa and prior cesarean section. Int J Gynaecol Obstet 2000 Jan;68(1):49-52 [Resumen]

4.      Wong WC, Kun KY, Tai CM. Emergency obstetric hysterectomies for postpartum haemorrhage. J Obstet Gynaecol Res 1999 Dec;25(6):425-30 [Resumen]

Envia tu Sugerencia