DISFUNCIÓN ERÉCTIL Y FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULARES

 

 


Palabras claves: disfunción eréctil, factores de riesgo, tratamiento

 

La disfunción eréctil (DE) afecta a 30 millones de hombres en los Estados Unidos. Sus factores de riesgo son similares a la enfermedad cardiaca ateroesclerótica. Por eso los médicos deben indagar sobre DE a hombres con enfermedad cardiovascular, y a hombres con DE sobre los factores de riesgo cardiovasculares.

Según el Massachusetts Male Aging Study, el 52% de los hombres de 40 a 70 años de edad presentan algún grado de impotencia, o sea DE completa (es decir, paciente que nunca es capaz de lograr una erección satisfactoria para la actividad sexual) en el 10% de los hombres, moderada en 25%, y mínima en 17%. Otros estudios han corroborado estos hallazgos.

 

Causas y factores de riesgo de DE

La etiología de la DE puede ser orgánica, psicogénica, o una combinación de ambas. La enfermedad ateroesclerótica es causa del 40% de los casos de trastorno eréctil en hombres mayores de 50 años de edad.

 

Causas de DE

Orgánicas

Drogas

Alcohol

Anticolinérgicos

Antidepresivos

Antihipertensivos (tiazidas, reserpina, beta-bloqueantes, metildopa, hidralazina)

Quimioterapia

Agentes cardíacos (clofibratos, gemfibrozil, digoxina)

Hormonas

Antagonistas de los receptores H2

Tranquilizantes

Anormalidades endócrinas

Hipogonadismo

Hipo/Hipertiroidismo

Tumores pituitarios, hiperprolactinemia

Neurogénico

Accidentes cerebrovasculares

Esclerosis múltiple

Daño nervioso posterior a cirugía de próstata

Neuropatías (diabética, alcohólica)

Daño de la médula espinal

Fallo renal, dialisis

 

Anormalidades estructurales

Enfermedad de Peyronie

Priapismo

Traumatismo

Vascular

Ateroesclerosis y factores de riesgo asociados (tabaquismo, diabetes, anormalidades en los lípidos, hipertensión, sedentarismo, obesidad)

Cirugía vascular

Escape venoso (venas que no colapsan totalmente durante la erección y la sangre drena desde el pene)

Psicogénicas

Ansiedad

 

Depresión

 

 

También es importante interrogar a los pacientes con factores de riesgo cardiovasculares sobre DE. Una herramienta útil por abordar el problema es la versión abreviada del Índice Internacional de Función Eréctil (International Index of Erectile Function - IIEF-5). Esta encuesta consta de 5 items y toma aproximadamente cinco minutos para completar y puede realizarse en el hogar del paciente para evitar que el sujeto se sienta incómodo si se llena en la oficina del médico. Un score de 21 o menos sugiere que la DE es probable. Nosotros hemos encontrado la encuesta para ser una manera útil de romper el hielo al encarar el problema de ED. 

 

International Index of Erectile Function (Abreviado)

Durante los últimos 6 meses

1

2

3

4

5

1

¿Qué porcentaje de confianza se tiene usted en que podría conseguir y mantener una erección?

Muy baja

Baja

Moderada

Alta

Muy alta

2

Cuándo usted tenía erecciones con estímulación sexual, con qué frecuencia lograba la penetración?

Nunca o casi nunca

Algunas veces (mucho menos que la mitad de las veces)

Algunas veces (aproxima- damente la mitad de las veces)

La mayoría de las veces (mucho más que la mitad de las veces)

Siempre o casi siempre

3

Durante el intercurso sexual, con qué frecuencia usted puede mantener su erección después de haber penetrado (entró) a su compañera?

Nunca o casi nunca

Algunas veces (mucho menos que la mitad de las veces)

Algunas veces (aproxima- damente la mitad de las veces)

La mayoría de las veces (mucho más que la mitad de las veces)

Siempre o casi siempre

4

Durante el acto sexual, cuan difícil es mantener su erección hasta completar el coito?

Extrema- damente difícil

Muy dificil

Dificil

Levemente dificil

No presenta dificultades

5

Cuándo usted intenta un acto sexual, con qué frecuencia es satisfactorio para usted?

Nunca o casi nunca

Algunas veces (mucho menos que la mitad de las veces)

Algunas veces (aproxima- damente la mitad de las veces)

La mayoría de las veces (mucho más que la mitad de las veces)

Siempre o casi siempre

El rango del score es de 5 a 25. Un score de 21 o menos sugiere disfunción eréctil

 

Tratamiento

Las terapias comunes para DE incluyen asesoramiento sexual, sildenafil (Viagra), alprostadil intrauretral, inyecciones intracavernosas de alprostadil, dispositivos de erección de vacío, y prótesis peneana. Los médicos deben evaluar la salud cardiovascular del paciente antes de prescribir un tratamiento para la DE.

La actividad sexual se ha comparado con ejercicio físico moderado (ej., jugar al golf, limpiar ventanas, pintar un cuarto) eso aumenta la demanda de oxígeno y la tensión del corazón en algunos pacientes.

Durante la actividad sexual, aumenta la frecuencia cardíaca a 120 a 130 latidos por minuto y la presión arterial sistólica a 150 a 180 mm Hg. La presión arterial diastolica aumenta aproximadamente 10 mm Hg, y el paciente gasta cuatro a seis METs (equivalents metabólicos de trabajo). Si un paciente puede lograr estos niveles en una prueba de ejercicio sin presentar dolor del pecho, depresión del segmento ST,defectos reversibles con talio, o anormalidades ecocardiograficas en la motilidad de la pared cardíaca, el riesgo de isquemia durante la actividad sexual es bajo. Sin embargo, ninguna prueba predecirá absolutamente la posibilidad de que ocurra un evento cardíaco durante la actividad sexual. Aunque el riesgo relativo de infarto del miocardio dentro de las primeras dos horas de la actividad sexual es 2,5, el riesgo absoluto por cada hora es sólo de uno en un millón aproximadamente.  

El sildenafil es un agente oral muy eficaz para el tratamiento de DE orgánica y psicogénica. Mejora las erecciones en el 74% de hombres que ingieren 50 mg antes de la actividad sexual y en el 82% de los hombres que toman 100 mg, comparado con 24% de los hombres que toman placebo. Es también eficaz en más del 70% de los hombres que tienen enfermedad vascular o hipertensión. Las proporciones de eficacia son menores en hombres diabéticos y en hombres con ruptura del nervio después de la cirugía de la próstata radical.  

Se sugiere que el sildenafil se tome una hora previa a la actividad sexual y no más de una vez por día. Los efectos adversos más comunes (cefalea, sofocos, congestión nasal) se relacionan con los efectos vasodilatadores de la droga. Dispepsia, cambios en la visión, y vértigos son menos comunes. El sildenafil bloquea la fosfodiesterasa-5, por eso causa disminuciones pequeñas en la presión arterial sistólica y diastolica de aproximadamente 8 y 5 mm Hg, respectivamente.

Los ensayos clínicos han mostrado que la incidencia de efectos colaterales no han aumentado cuando el sildenafil se administró a hombres que estaban tomando uno o más agentes antihipertensivos. 

Algunos hombres han muerto después de tomar sildenafil, pero el número de esas muertes estaba dentro de la proporción esperada según el grupo de edad. 

El sildenafil se contraindica en pacientes que toman nitratos (ej., nitroglicerina, mononitrato de isosorbide, dinitrato de isosorbide), ya que los pacientes que toman nitratos y sildenafil pueden experimentar un marcado aumento del GMPc, seguido por vasodilatación y una disminución sinergística de la presión arterial. Por ese motivo, en todos los pacientes con angina de pecho que ingresan a un servicio de emergencia se debe preguntar si han tomado alguna vez sildenafil, particularmente dentro de las últimas 24 horas. En caso de haberlo hecho deben recibir agentes antianginosos no nitratos (ej., beta-bloqueantes o bloqueantes càlcicos).

Pocos estudios han examinado si los cambios del estilo de vida pueden modificar el riesgo de DE. Algunos autores postulan que cambios en el estilo de vida puede llegar demasiado tarde para revertir los efectos del tabaquismo, la obesidad, y el consumo del alcohol.  

 

Comentario: 

La DE es un desorden común y muchos de sus factores de riesgo son similares los de la enfermedad cardíaca aterosclerotica. Tener presente que el sildenafil es una terapia oral eficaz pero se contraindica en pacientes que ingieren nitratos.

 

  Dr. Guillermo Firman

04-MAY-2002

 

 

 Bibliografía:

  1. Kim SW, Paick J, Park DW, Chae I, Oh B. Potential predictors of asymptomatic ischemic heart disease in patients with vasculogenic erectile dysfunction. Urology  2001 Sep;58(3):441-5 [Resumen]

  2. Kloner RA. Erectile dysfunction and cardiovascular risk factors. Hosp Pract (Off Ed)  2001 Aug 15;36(8):41-4, 49-51 [Resumen] [Texto completo]

  3. Martin-Morales A, Sanchez-Cruz JJ, Saenz de Tejada I, Rodriguez-Vela L, Jimenez-Cruz JF, Burgos-Rodriguez R. Prevalence and independent risk factors for erectile dysfunction in Spain: results of the Epidemiologia de la Disfuncion Erectil Masculina Study. J Urol  2001 Aug;166(2):569-74; discussion 574-5  [Resumen]

  4. Lewis RW. Epidemiology of erectile dysfunction. Urol Clin North Am  2001 May;28(2):209-16, vii [Resumen]

  5. Mitka M. Studies of Viagra offer some reassurance to men with concerns about cardiac effects. JAMA  2001 Apr 18;285(15):1950-1 [Resumen]

  6. Kloner RA. Sex and the patient with cardiovascular risk factors: focus on sildenafil. Am J Med  2000 Dec 18;109 Suppl 9A:13S-21S; discussion 29S-30S [Resumen]

  7. Levine LA. Diagnosis and treatment of erectile dysfunction. Am J Med  2000 Dec 18;109 Suppl 9A:3S-12S; discussion 29S-30S  [Resumen]

 

 

Envia tu Sugerencia