FARINGITIS: CUANDO Y CÓMO TRATAR?

 

 

 

Palabra claves: faringitis, diagnóstico, tratamiento

 

Solamente el 10-15 % de los pacientes con faringitis son causados por Streptococcus del grupo A, la mayoría de los agentes causales son de origen viral. En niños con dolor de garganta los Streptococcus del grupo A pueden provocar hasta la mitad de todos los casos en algunos períodos

Los hallazgos clínicos por si solos, no son adecuados para distinguir entre los producidos por Streptococcus de aquellos no-Streptocóccicos. Pero si el paciente presenta rinorrea prominente, tos, ronquera, conjuntivitis o diarrea sugieren el origen viral.

Las pruebas antigénicas para detección rápida del Streptococcus o el cultivos de exudado de fauces deberían ser positivos antes de iniciar el tratamiento antibiótico. Algunos expertos sugieren realizar confirmación de las pruebas antigénicas negativas con cultivos.

Los expertos no aconsejan tratar a aquellos pacientes con resultados pendientes del cultivo, en caso de haberlo realizado se debe estar convencido de detener el tratamiento cuando el cultivo es negativo, también se debe desalentar a los padres para preservar los antibióticos.

En el caso de que un antibiótico sea prescripto:

·        Usar una penicilina como tratamiento del Streptococcus del grupo A. Los Streptococcus que no son del grupo A son resistentes a la penicilina. Este tratamiento es en un 90% efectivo para la eliminación del Streptococcus, y puede ser más elevada en la prevención de la Fiebre Reumática Aguda (FRA). Los portadores tienen muy bajo riesgo para desarrollar FRA e infección diseminada. Se debe usar penicilina V 200.000–250.000 U cada 6-8 horas en adultos y 50.000 U/kg/24 horas separadas en 3-4 dosis iguales en los niños, durante 10 días. Una inyección de penicilina benzatínica de acción prolongada (1.200.000 U en adultos), si bien es dolorosa, se asocia a excelentes resultados puesto que no depende del cumplimiento del paciente

·        Utilizar eritromicina en aquellos pacientes alérgicos a la penicilina, durante 10 días. Si existe evidencia de resistencia a la eritromicina, las cefalosporinas de primera generación, como la cefalexina o cefadroxilo, también son apropiadas. Estos fármacos no presentan ventajas con respecto a las penicilinas.

 

Tratamiento sintomático: tienen por finalidad aliviar las molestias faríngeas y los síntomas sistémicos o respiratorios asociados. Buches con solución salina tibia y algunas medidas de sostén como reposo, analgésicos (el ibuprofeno es superior al acetaminofeno), y la ingestión de líquidos son suficientes en la mayoría de los casos de faringitis viral.

 

Comentario: Recordar que la mayoría de los casos con signos clínicos de infección streptocócica, con exudados y adenopatías son de origen viral, por lo tanto no requieren medicación antibiótica, pero si tratamiento sintomático. En caso de prescribir antibióticos, es de primera elección la penicilina, y suspender el mismo en caso de que el cultivo del exudado de fauces sea negativo.

 

Bibliografía:

1.      Peterson LR, Thomson RB Jr. Use of the clinical microbiology laboratory for the diagnosis and management of infectious diseases related to the oral cavity. Infect Dis Clin North Am 1999 Dec;13(4):775-95 [Resumen]

2.      Stewart MH, Siff JE, Cydulka RK. Evaluation of the patient with sore throat, earache, and sinusitis: an evidence based approach. Emerg Med Clin North Am 1999 Feb;17(1):153-87, ix [Resumen]

3.      Richardson MA. Sore throat, tonsillitis, and adenoiditis. Med Clin North Am 1999 Jan;83(1):75-83, viii [Resumen]

 

Envia tu Sugerencia