HEMORROIDECTOMIA: CONTROL DEL DOLOR

 

 

 

Palabras claves:  hemorroidectomía,  dolor, metronidazol

 

Es frecuente que el postoperatorio de una hemorroidectomía sea doloroso.  Esto hace que en muchos lugares, este procedimiento, no se haga en forma ambulatoria . Aumentando  la  estadía hospitalaria y en consecuencia los costos del tratamiento de esta patología.

Para disminuir el dolor puede mejorarse la función intestinal con el uso de agentes laxantes y  constatación de formación de heces blandas previo a la cirugía.  Se puede infiltrar la región perianal con anestésicos locales  o hacer una inyección extradural de bupivacaína en el momento de la cirugía.  Ambos métodos muy utilizados sólo proporcionan analgesia postoperatoria  inmediata luego de la cirugía pero no tienen efecto sobre el dolor tardío ni el acortamiento de la estadía hospitalaria de estos pacientes. Se utilizan también analgésicos antiinflamatorios no esteroides con buenos resultados, ya sea en forma local como supositorio generalmente colocado al finalizar la cirugía,  durante la internación como administración endovenosa  y  luego en forma oral al alta del paciente.

Se han utilizado y aún se utilizan algunas práctica como la esfinterotomía para lograr menor dolor postoperatorio.  Esto es poco recomendable y aún más, debe abandonarse debido a las secuelas que ocasiona a largo plazo como ano húmedo, incontinencia de flatos y problemas para la limpieza luego de la defecación, que  ocurren en aproximadamente el 20 % de los pacientes.

No solo los analgésicos reconocidos proporcionan mayor confort disminuyendo el dolor post-hemorroidectomía. Se sabe que sobre la herida dejada por la cirugía existe una colonización bacteriana, y aunque el efecto de ésta sobre el dolor no ha sido aún bien estudiada,  algunos autores hallaron que la administración de antibióticos que controlen dicha colonización puede ser de utilidad.  Carapetti y colaboradores han encontrado que la  utilización de metronidazol en dosis de 400 mg administrado 3 veces por día mejora significativamente el dolor tardío de la hemorroidectomía.  Estos autores propusieron un estudio doble ciego randomizado y controlado donde observaron disminución estadísticamente significativa  del dolor en un  grupo que fue medicado con metronidazol comparado con otro que recibió placebo.  Encontraron también diferencia estadísticamente significativa a favor del grupo medicado con metronidazol  en el retorno al trabajo y  en un score de satisfacción. Ellos proponen la utilización de este antibiótico en las dosis  indicadas durante 7 días luego del postoperatorio.

 

Comentario: La búsqueda de nuevos métodos para disminuir el trauma operatorio y hacer las cirugías cada vez más “ambulatorias” no debe hacernos olvidar la racional utilización de fármacos que pueden ayudar a disminuir el dolor postoperatorio y reducir las complicaciones, para acortar la estadía hospitalaria.   


Bibliografía:

1- Carapeti E;  Kamm M; Mc Donald P; Phillips R.   “Double-blind  randomised controlled trial of effect of metronidazole on pain after day – case haemorroidectomy.  Lancet  1998; 351: 169-72. [Resumen] 

 

Envia tu Sugerencia